¿Sabías que...? Alerta ante la escasez de café por el cambio climático

El aumento de las temperaturas y de la nubosidad provocadas por el cambio climático están reduciendo la producción de café.

El cambio climático está afectando la producción de café en todo el mundo, y uno de los países más afectados es Colombia. El principal exportador de café arábica de América del Sur ha perdido cerca de 40,000 hectáreas de plantaciones de café en los últimos 18 meses. Esto es más del 4% de la superficie del país que se utiliza para cultivar café. Según la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia (Fedecafé), desde la década de los 90, la tierra de cultivo de café se ha reducido en un 20% y es probable que esas cifras aumenten en los próximos años.

En Colombia, la producción óptima de café ocurre cada vez a más altitud debido al aumento de las temperaturas.

Parte de esta disminución en la producción ha estado relacionada con la mano de obra. Los trabajadores más jóvenes han migrado a empleos mejor remunerados en las ciudades. Últimamente, existe una creciente preocupación de que el cambio climático en la región también está detrás de la menor producción. El Centro Nacional de Investigación del Café de Colombia (Cenicafé) ha estado monitoreando el clima en una variedad de zonas de café ubicadas a diferentes altitudes. Al comparar las temperaturas promedio anteriores a 1980 con años recientes (promedio de 2006 a 2017), se ha observado un claro aumento térmico de alrededor de 1.2 °C.

Clima y territorio de cultivo

Según un grupo de agrónomos liderados por el Dr. Peter Baker, la región montañosa colombiana donde se cultiva café, se está calentando a una tasa de 0,3 ° C por década. El aumento de la cobertura de nubes en la región también ha provocado que la radiación solar disminuya un 19%. Los valores de radiación más bajos son insuficientes para sostener niveles altos de producción de café en algunas de las plantaciones. La cobertura de nubes es más constante y duradera. Esto ayuda a mantener las temperaturas nocturnas mucho más altas que en el pasado, elevando los valores de temperatura promedio.

Los amantes del café especialmente preocupados por las noticias relacionadas con la producción que llegan de diferentes regiones del mundo.

En términos de elevación, los resultados de los estudios de Baker sugieren que el límite inferior del cultivo de café ha aumentado unos 200 metros en los últimos 40 años. Las publicaciones de Cenicafé a partir de la década de 1970 se refieren a las zonas de cultivo de café como aquellas ubicadas entre 1.000 y 2.000 metros sobre el nivel del mar, con una producción óptima entre 1.250 y 1.600 metros. Pero el calentamiento reciente, ha impulsado el rango de crecimiento óptimo hasta altitudes que oscilan entre 1,450 y 1,800 metros.

El aumento de las temperaturas y de la nubosidad en la región cafetera de Colombia están reduciendo la producción

Detectar anomalías de lluvia es más difícil porque hay más ruido en el registro climático. Sin embargo, Colombia se está volviendo más húmeda y muchos de los eventos de precipitación son más erráticos con frecuentes aguaceros. Los investigadores piensan que es probable que estos patrones anómalos también tengan algún impacto en la producción.

Regiones productoras de cafe en el mundo. Fuente: Christian Bunn, Humboldt University of Berlin

La temperatura y la luz solar son factores clave para el crecimiento del café y, en términos generales, parece que en muchos de los territorios cafetaleros de Colombia, las condiciones ambientales anómalas limitan considerablemente la producción. Durante algunos de los años más recientes, el rendimiento máximo de algunas de las principales plantaciones cafeteras pueden haberse reducido hasta en un 50 a 60 por ciento.

Regiones cafeteras del planeta impactadas por el cambio climático. Positivamente (verde) o negativamente (marrón/rojo) Fuente: Christian Bunn, Humboldt University of Berlin

Los pequeños productores de café en Colombia, saben que la producción está a merced de los patrones climáticos globales. El Niño y La Niña han determinado durante años la calidad de las temporadas de producción de café en la región, pero esa señal de variabilidad climática natural va y viene. Lo que está ocurriendo hoy, es principalmente una señal climática antropogénica, una que está aquí para quedarse y que puede afectar significativamente la producción futura de café en Colombia.

VER MÁS. ¿POR QUÉ AUMENTA LA ANSIEDAD EN VERANO?

Investigaciones para salvar la producción de café

En un intento por salvar la producción de café Colombiano que demanda el mundo entero, Fedecafé está financiando investigaciones para ayudar a las regiones cafeteras a sobrevivir durante las próximas décadas. La alta tecnología está ayudando a desarrollar nuevas variedades de árboles. Estos son resistentes a las plagas, pero también pueden adaptarse a los patrones climáticos del futuro.

Hace unos años, un informe publicado en la revista Climatic Change, concluyó que el cambio climático reduciría el área global adecuada para el crecimiento del café. Podría reducirse en torno al 50 % para diferentes escenarios de emisión de gases efecto invernadero. Los expertos insisten que se necesita más inversión en investigación, de modo que el café pueda adaptarse al cambio climático en cada país. Colombia está liderando el camino, pero se necesita hacer mucho más en esta carrera de adaptación contra nuestra actual crisis climática.cambio climático

 

Ahora en tu posición

  • Calidad del Aire (ICA)

Sensación
Max Min
Sin posición

Sin posición

Activa tu posición desde el área de preferencias en tu navegador y podrás conocer el resumen meteorológico allá donde vayas.

Sin posición

Se ha producido un error al detectar tu geolocalización



El tiempo en tu web

Agrega de modo sencillo y gratuito el pronóstico meteorológico a tu web.

Personalizar