¿Sabías que...? Así son las mortales olas de calor marinas

Javier Vegas Por Javier Vegas

Las olas de calor marinas u oceánicas cada vez son más frecuentes e intensas.

VÍDEO: ASÍ SON LAS MASCARILLAS QUE NO DAN CALOR



Durante años hemos oído hablar de olas de calor, periodos de una duración determinada durante los cuales, la temperatura del aire es muy elevada. Pero, ¿sabías que los océanos también registran olas de calor conocidas como olas de calor marinas u oceánicas? Así lo refleja un reciente estudio que además muestra como cada vez son más frecuentes, intensas y abarcan una mayor superficie del planeta.

Regiones de nuestros océanos donde se han registrado las principales olas de calor marinas durante las últimas 3 décadas (1987-2016).

Las olas de calor marinas, se producen, cuando durante 5 días consecutivos las temperaturas del agua de la superficie de mares y océanos, se mantienen bien por encima de la media habitual. De la misma manera que un incendio puede arrasar miles de hectáreas de vegetación, las olas de calor marinas aniquilan grandes extensiones de vida marina, transformando ecosistemas enteros.

Las olas de calor marinas aniquilan grandes extensiones de vida marina, transformando ecosistemas enteros

Número de días de olas de calor marinas entre 1900 y 2019.

Dan Smale, investigador de la Asociación Biológica Marina en Plymouth, Reino Unido, encabeza una larga lista de científicos de una docena de centros de investigación de todo el mundo, que lleva años investigando las olas de calor en nuestros mares y océanos.

Los resultados de su investigación, publicada en la revista Nature Climate Change, muestra como un buen número de regiones en el Pacífico, Atlántico e Índico son especialmente vulnerables a la intensificación de estas olas de calor marinas. Los ecosistemas se ven fácilmente afectados por aguas más cálidas, pero también la población global que depende de los océanos como fuente de oxígeno, sumidero de dióxido de carbono y fuente alimento.

Las olas de calor marinas cada vez afectan más a nuestros ecosistemas marinos. Imagen: NOAA

El estudio publicado por Smale y su equipo, es el primero que analiza con tanto detalle las olas de calor marinas. En conjunto, el calentamiento global del planeta, está aumentando el número de olas de calor marinas, que solo en los dos últimos años del estudio, se han triplicado.

Comparando un mayor periodo de años, el número de días de olas de calor marinas ha aumentado más de un 50 por ciento en 30 años hasta el 2016, eso en comparación con el periodo 1925 – 1954.

El número de olas de calor marinas ha aumentado un 50 por ciento en 30 años

Grandes extensiones de quelpo y otras plantas marinas, se están muriendo a un ritmo nunca visto, y el cambio climático antropogénico está detrás de gran parte de la redistribución de especies y otros sistemas naturales de nuestros mares y océanos.

MÁS. LA BUENA NOTICIA DEL CORONAVIRUS PARA EL CAMBIO CLIMÁTICO

Hay poblaciones de especies básicas como diferentes tipos de hiervas marinas o corales que también han disminuido. Su reducción afecta de manera importante a la fauna marina que de ellas viven, pero lo peor es que al final todo el ecosistema acaba desapareciendo.

La población de Quelpo a lo largo de la costa de California, ha disminuido radicalmente en la última década. Imagen: NOAA

También se han investigado casos concretos de olas de calor marinas coincidiendo con fenómenos como el intenso El Niño de 2011, o el ya conocido ¨The Blob¨ (¨La Mancha¨) que permaneció en el Pacífico nororiental como una gran anomalía térmica positiva entre 2013 y 2016.

¨The Blob¨, así bautizó a esta gran anomalía térmica del Pacífico que entre 2013 y 2016 transformó el clima y los ecosistemas de la región. Imágen:NOAA

A pesar de las temperaturas del agua más elevadas, algunas especies marinas pueden desplazarse a otras regiones más frías del océano. Aún así, el problema es que las olas de calor marinas suelen afectar amplias zonas oceánicas con mayor rapidez de lo que se mueven esas especies por el agua.

VER MÁS: ASÍ FUE LA HUELGA POR EL CAMBIO CLIMÁTICO

A la larga, estas grandes anomalías térmicas, pueden tener importantes implicaciones socioeconómicas y políticas. Un ejemplo, fue la escalada de tensiones vivida en 2012 entre Estados Unidos y Canadá, cuando una persistente ola de calor marina redujo la población de langosta.

Las hiervas marinas son fuente de alimento para muchas especies, pero durante prolongadas olas de calor marinas pueden desaparecer por completo. Imagen: NOAA

Las anomalías térmicas positivas que se han ido registrando en nuestros océanos han afectado de forma significativa a la pesca. La sostenible ha bajado entre un 15 y un 35 por ciento en cinco regiones, incluyendo el mar del norte y el mar de China. También está previsto que el cambio climático acabe afectando de manera significativa a la población de ballenas con un declive importante en zonas del Pacífico, Índico y Atlántico.

Estas vastas extensiones de agua recalentada han ido aumentando especialmente durante la última década, y las predicciones apuntan a que lo seguirán haciendo en un futuro. La gestión y conservación de nuestros mares y océanos a nivel global necesita tener muy presente este fenómeno cada vez más persistente y devastador, si durante las próximas décadas pretendemos preservar la integridad de nuestros valiosos ecosistemas marinos.

VER MÁS. ¿CUÁL ES LA TEMPERATURA MÁXIMA QUE AGUANTA NUESTRO CUERPO?

Ahora en tu posición

  • Calidad del Aire (ICA)

Sensación
Max Min
Sin posición

Sin posición

Activa tu posición desde el área de preferencias en tu navegador y podrás conocer el resumen meteorológico allá donde vayas.

Sin posición

Se ha producido un error al detectar tu geolocalización