Actualidad ¿Por qué la lluvia nos relaja?

Javier Vegas Por Javier Vegas

Son muchas las investigaciones que han estudiado los efectos del sonido de la lluvia como un generador de calma en nuestro organismo

VIDEO. ¿QUÉ PASARÍA SI DEJARA DE LLOVER PARA SIEMPRE?



Cuando buscamos música relajante es muy habitual que en los resultados se nos muestren sonidos de lluvia, y es que es una de las melodías que más tranquilidad proporciona a nuestro cuerpo y mente. ¿Por qué?

Son muchas las investigaciones que han estudiado los efectos del sonido de la lluvia como un generador de calma en nuestro organismo. Ya nuestros antepasados cuando no había amenazas alrededor el único sonido que podían escuchar era de la naturaleza, como la lluvia, el viento o los animales. Al no suponer una amenaza de forma automática nos relajaba.

MÁS: ASTENIA OTOÑAL: ¿POR QUÉ ESTAMOS MÁS DEPRIMIDOS?

La lluvia produce un sonido muy similar al ruido blanco, y en el momento en que nuestro cuerpo lo percibe, este se calma. Los sonidos pueden activar redes neuronales que modulan respuestas de calma o de alerta.

lluvia relaja

Es por ello que cuando escuchamos música de lluvia nuestra mente nos recuerda a un día de tormenta en casa donde nos sentimos protegidos y resguardados.

VER MÁS. ¿POR QUÉ NOS DUELE MÁS LA CABEZA EN INVIERNO?

Son las personas más vinculadas a la naturaleza y las que viven en entornos rurales las que más perciben las capacidades calmantes de la lluvia. Precisamente ese sonido del agua y poder relajante ha hecho muy popular en los últimos tiempos los balnearios y spas.

La ciencia tiene respuesta al poder relajante de la lluvia

No es casualidad que cuando llueve y miramos por la ventana, veamos a nuestro vecino hacer lo mismo. ¿Por qué a todos nos gusta mirar por la ventana cuando llueve? ¿A todos nos relaja?

MÁS: ¿CÓMO INFLUYE EL CLIMA EN NUESTRO ESTADO DE ÁNIMO?

Al llover se transmite al aire carga negativa (ionización) que es la encargada de limpiarlo. Estos iones atraen a los contaminantes que tienen carga positiva, dejando el aire mucho más limpio.

Cuando respiramos ese aire más limpio, nuestra sangre aumenta la oxigenación, por lo que nos sentimos más relajados, con buenas sensaciones y con mejor humor.