Actualidad ¿Por qué no hubo tornados esta temporada en Estados Unidos?

Javier Vegas Por Javier Vegas

La falta de EF-3 o tornados más fuertes en los últimos 269 días de 2017 y 2018, hace con que sea la "sequía" por tornados más larga de la história desde 1953.

Podríamos pensar que los tornados y las tormentas severas son fenómenos principalmente de verano, pero los meses de otoño e invierno generalmente suman varios de ellos al total del año. Sin embargo, los últimos meses han sido diferentes. De hecho, estamos viendo una "sequía", es decir, una fuerte escasez, en lo que respecta a los tornados en los EE.UU.

VER VÍDEO: Tornados: la estremecedora historia de un superviviente

¿Cuánto tiempo ha pasado desde que hemos visto un gran tornado y qué hay detrás de la 'escasez'?

Los tornados se encuentran entre los sistemas meteorológicos más poderosos, impredecibles y destructivos de la Tierra. El Servicio Meteorológico Nacional (NWS) define un tornado como

Una columna de aire rotando violentamente en contacto con la superficie de la tierra (sobre tierra o agua), comúnmente asociada con una tormenta eléctrica severa.

El mes más activo es mayo en Tornado Alley (en las llanuras centrales), cuando podemos ver cualquier cosa, desde débiles EF-0 a inmensamente destructivos tornados EF-5. ¡Incluso tenemos tornados en el invierno! De hecho, el 5 de febrero de 2018 fue el décimo aniversario del devastador brote del tornado Super Tuesday del 5 al 6 de febrero de 2008. Se registraron 86 tornados en 10 estados, causando hasta 57 muertes.

Pero, los últimos 269 días de 2017 y 2018 han sido relativamente silenciosos. La falta de EF-3 o tornados más fuertes en ese período de tiempo, hace con que sea la "sequía" por tornados más larga desde 1953.

En principio esto son buenas noticias, pero a medida que nos preparamos para la temporada principal de clima severo del año, echemos un vistazo a los datos de la falta de tornados, a continuación.

¿Cómo se forma un tornado?

Los tornados generalmente se alimentan de la colisión del aire más caliente cerca de la superficie y del aire más frío en la atmosfera, una condición que crea inestabilidad. Cuando los vientos fuertes asociados con un área de baja presión (como una tormenta eléctrica) varían con la altura en la atmósfera, se generan tubos de aire que giran horizontalmente.

Cuando esos tubos se encuentran con el aire que fluye hacia arriba debajo de una tormenta eléctrica (la corriente ascendente) se empujan hacia arriba, volviéndose verticales. Cuando el vapor de agua en el aire se condensa en el rotor ahora vertical, vemos una nube de embudo de condensación.

Muchos tornados menos graves ni siquiera son visibles para el ojo humano, aunque se noten en el suelo. Los tornados más notables generalmente se vuelven más visibles cuando los fuertes vientos dentro del embudo levantan la suciedad y ruinas de la superficie.

Aunque vienen en todas las formas y tamaños, el 'tornado promedio' tiene una velocidad máxima del viento de aproximadamente 112 mph o menos, mide alrededor de 250 pies de ancho y recorre aproximadamente una milla antes de desmoronarse. Algunos de los tornados más catastróficos de la historia, han tenido vientos cercanos superiores a 300 millas por hora.

Un ejemplo de esto fue el tornado de El Reno, Oklahoma de 2013. Este creció a un ancho sin precedentes de 4,2 km, convirtiéndose en el tornado más conocido jamás registrado en los Estados Unidos, con vientos con viento mayor a 295 mph.

Capturas del tornado de El Reno, en Oklahoma, 2013

A lo largo de un período de seis días, a partir del 15 de mayo de 2017, se produjeron numerosos tornados en partes de las Planicies, los Grandes Lagos y el Valle de Ohio. La actividad más significativa ocurrió el 16 de mayo, cuando varios tornados tocaron tierra en los estados de las llanuras y tan al norte como Wisconsin.

Un tornado EF-2 de alta gama golpeó la parte sur de Elk City, Oklahoma, dañando o destruyendo numerosas casas y negocios, lanzando vehículos y matando a una persona.

Otro fuerte tornado causó daños a las viviendas en la ciudad de Pawnee Rock, Kansas, antes de que pasara cerca de Great Bend, descortezando árboles y destruyendo por completo las granjas con una fuerza EF-3 de alta gama. Estos fueron los últimos tornados con calificación EF-3 registrados en los EE. UU.

¿Cuándo fue el último Tornado EF-4?

El 29 de abril de 2017 dos tornados de larga duración y particularmente peligrosos arrasaron la zona de Canton, Texas, matando a cuatro personas e hiriendo a muchas otras. Un tornado recibió la calificación EF-3 y el otro recibió la calificación EF-4 en la escala mejorada de Fujita.

¿Cuándo fue el último Tornado EF-5?

Un tornado masivo el 20 de mayo de 2013 seguido directamente a través del sur de Oklahoma City y Moore, produciendo una gran franja de daños catastróficos a través de áreas densamente pobladas. Numerosas casas sufrieron daños por el EF-4 en el Moore, y también se notaron algunos casos dispersos de daño por el EF-5.

Entonces, ¿dónde han estado los tornados?

Necesitamos algunos ingredientes para que se forme un clima severo. Calor (inestabilidad), elevación (frente), humedad y cizalladura del viento (vientos que cambian de dirección con la altura).

Hemos tenido muy pocas instancias de todos estos ingredientes dándose a la vez, durante este invierno.

Como la mayoría de los estadounidenses al este de las Montañas Rocosas saben muy bien, este invierno, y en particular esta primera parte de 2018, ha sido frío. La corriente en chorro ha ido demasiado lejos hacia el sur la mayor parte de 2018, llevando aire ártico modificado hasta el sur profundo.

Ese aire frío y seco y la alta presión del Ártico no son propicios para los tornados, particularmente los poderosos. Si bien hemos visto lo peor de la retirada aérea del Ártico hacia el norte, no hemos visto mucho del aire más suave y húmedo necesario para alimentar la inestabilidad y las tormentas eléctricas; al menos no hasta las últimas dos semanas.

Sin embargo, el pronóstico a largo plazo sugiere una cosa segura: el calor está en camino mientras nos dirigimos a la primavera y el sol se eleva más en el cielo. Si bien queda por ver cuánto durará nuestra fuerte sequía de tornados, con el inicio oficial de la temporada del "tiempo severo" a la vuelta de la esquina, ya nos podemos preparar para el final de la sequía de tornados.

Te pueden interesar también:

Este artículo fue originalmente publicado en The Weather Network. Lea el artículo original.