¿Por qué no debes hacer caso a los termómetros de la calle?

Cuando veas un termómetro por la calle no te fíes, la temperatura real no suele coincidir. Esto es porque suelen estar fabricados en metal y de color negro, aumentando el calor. Además, las temperaturas deben medirse a la sombra, y muchas veces están a pleno sol. ¡Qué no te engañen!

13 de julio de 2020